Mike Bloomberg puede lograr la candidatura demócrata en EE.UU.

La estrategia comunicacional del ex alcalde de Nueva York se enfoca en enfrentar a Donald Trump, explica el psicólogo y analista político Vladimir Gessen

Donald Trump será indudablemente el candidato del Partido Republicano en las elecciones presidenciales del 2020. En el caso del Partido Demócrata, uno de los escenarios es que Mike Bloomberg puede alzarse con la nominación presidencial para enfrentar al presidente Trump. Si lo logra, luego de alcanzar la nominación demócrata, Bloomberg podría poner en juego un ticket presidencial que situara en aprietos a Donald Trump, sobre todo si en ese ticket va a la vicepresidencia Michelle Obama o Hillary Clinton.

Son 11 los candidatos del Partido Demócrata que se han desempeñado, pero solamente tres de ellos -de acuerdo con el promedio de las encuestas- superan el 14 % de los votos de los demócratas hasta el 12 de febrero. Bernie Sanders con el 23 %, Joe Biden con el 19.2 %, y Michael Bloomberg, con el 14.2 %. De cuarto lugar está en descenso, Elizabeth Warren con el 12.4 %.

Esto nos demuestra que luego de tantos debates -donde no participó Bloomberg- ninguno de los candidatos logró aglutinar para este momento, un porcentaje superior al 25 %. Hasta ahora, Sanders ha logrado encabezar al grupo original de candidatos, pero con mayor rechazo que aceptación dentro del mundo demócrata.

Mientras tanto, en muy corto tiempo, Bloomberg ha alcanzado la tercera posición sin haber participado en los debates, ni en las primarias realizadas hasta ahora, y no participará hasta el “supermartes”, el 3 de marzo. Bloomberg espera el “supermartes” para situarse en el segundo puesto, si es que no logra la primera posición en el evento.

Ese día, los demócratas votan en 14 estados: Alabama, Arkansas, Colorado, Maine, Massachusetts, Minnesota, Carolina del Norte, Oklahoma, Tennessee, Texas, Utah, Vermont y Virginia, incluyendo California y Texas. Estos dos últimos aportan 643 delegados, para un total de 1,357 delegados. Faltarían dos estados decisivos como Florida, el 17 de marzo, y Nueva York, el 28 de abril, y los demás estados por decidir.

En total son 3,979 delegados más 700 “superdelegados” que no están condicionados por las encuestas, ni por los seguidores de las distintas candidaturas y, por ello, pueden inclinar la votación hacia cualquiera de los dos candidatos con mayor opción … y hacerlo vencedor.

La estrategia

Michael Bloomberg podría poner en juego un ticket presidencial que situara en aprietos a Donald Trump

La estrategia comunicacional de Bloomberg se enfoca en enfrentar a Donald Trump, no a los otros candidatos demócratas, y en convencer a los estadounidenses de que “podemos lograrlo”, como señala uno de sus slogans. Dada la masiva campaña que está realizando Bloomberg, aparece ya colocado en los sondeos de elecciones generales simuladas con 49.8 % a su favor contra 43.8 % de Donald Trump. Para el supermartes, esto le permitirá indicar a los participantes que es la mejor opción -y tal vez la única- para derrotar al actual presidente.

No es previsible que para el supermartes Joe Biden repunte del bajón que mantiene en las encuestas. Los seguidores de Biden, por eso, se verán tentados a apoyar a Bloomberg para derrotar a Sanders, y Biden también. De Warren seguir cayendo, puede negociar con Bloomberg su apoyo dadas las controversias que sostiene con Sanders.

También para evitar que el Partido Demócrata avance al derrotero que significaría la candidatura de Sanders, los grandes electores como Barack y Michelle Obama, o los Clinton, eventualmente apoyarían a Mike Bloomberg, con quien ambos factores tienen cercanas relaciones. Recordemos que Bloomberg fue alcalde 12 años después del 9/11 y el alcalde estuvo muy cerca de los Clinton, y apoyó a la presidencia a Barack Obama. El apoyo de Biden, los Clinton y los Obama representaría la casi totalidad de los superdelegados.

Si Bloomberg, que pretende ganar el supermartes, solamente obtuviera el segundo puesto, sería de todos modos imparable dado que se convertiría en la alternativa de Sanders, y aglutinaría a todos los que no quieren al socialista como el abanderado del partido.

Así, puede ganar o empatar en los demás estados en las elecciones primarias. Tomando en consideración que logrará un rotundo triunfo en New York, y en Florida, que cuentan con el mayor número de delegados, más los obtenidos por el propio Bloomberg, la mayoría de los superdelegados le darán la victoria al final.

Luego de alcanzar la nominación demócrata Bloomberg podría poner en juego un ticket presidencial que situara en aprietos a Donald Trump, sobre todo si en ese ticket va a la vicepresidencia Michelle Obama o Hillary Clinton.

Tomado y con información de Informe21 / Análisis de Vladimir Gessen

Los comentarios están cerrados.