Minería cripto tiene incidencia en el medio ambiente

Las criptomonedas son digitales, o virtuales, pero el impacto de la minería es real y tiene un efecto negativo en el ecosistema

Los mercados financieros actuales reflejan los cambios que han introducido las criptomonedas. La facilidad y transparencia del Bitcoin, Ethereum y otros activos digitales han llevado a más personas y empresas a considerar su adopción como instrumento de comercio y de pago.

En la compra y venta de criptomonedas no solo se tienen en cuenta regulaciones gubernamentales y medidas de ciberseguridad. Esta actividad financiera se enfrenta a una dura crítica por parte de los ecologistas, quienes aseguran que la minería cripto exige un desmesurado consumo de electricidad.

Mantener en funcionamiento las 24 horas del día los computadores necesarios para la minería implica, por cada equipo, un promedio de 200kWh. Algunos analistas se han aventurado a señalar que con esa energía se podría mantener iluminada una casa todo un mes.

Este es solo un ejemplo del consumo energético, y su costo derivado, de electricidad necesario para minar bitcoins. En diversas ciudades del mundo, donde esta actividad ahora es común, ha aumentado el consumo eléctrico. En países como la República Checa se habla del 100 % de consumo de electricidad en comparación con Alemania, por ejemplo, donde el porcentaje es menor al 20 %.

Los defensores de las criptomonedas destacan características como el hecho de que no requieren ser impresas, por lo cual no hace falta tinta ni deforestar los bosques para elaborar papel moneda.

En todo caso, el tema de la huella de carbono que genera el alto consumo de electricidad requerido para la minería cripto sigue siendo un tema de análisis para los defensores del medio ambiente en todo el mundo.

M.Pino

Con información de Agencias

Los comentarios están cerrados.