El anillo que convierte el cuerpo en una batería

Investigadores de la Universidad de Colorado han desarrollado un dispositivo que transforma el cuerpo humano en una batería biológica

Investigadores de la Universidad de Colorado, en Boulder, han desarrollado un nuevo dispositivo portátil de bajo costo que transforma el cuerpo humano en una batería biológica. El dispositivo, descrito en la revista Science Advances, es lo suficientemente elástico como para que pueda usarse como un anillo, una pulsera o cualquier otro accesorio que toque la piel.

También aprovecha el calor natural de una persona, empleando generadores termoeléctricos para convertir la temperatura interna del cuerpo en electricidad. “En el futuro, queremos poder alimentar sus dispositivos electrónicos portátiles sin tener que incluir una batería”, dijo en un comunicado Jianliang Xiao, autor principal del nuevo artículo y profesor asociado en el Departamento de Ingeniería Mecánica Paul M. Rady en CU Boulder.

Los científicos han experimentado anteriormente con dispositivos portátiles termoeléctricos similares, pero el de Xiao es elástico. Puede repararse solo cuando se daña y es completamente reciclable, lo que lo convierte en una alternativa más limpia a los dispositivos electrónicos tradicionales.

“Siempre que se usa una batería, se está agotando esa batería y, eventualmente, tendrá que reemplazarla”, dijo Xiao. “Lo bueno de nuestro dispositivo termoeléctrico es que puede usarse y proporcionar energía constante”.

La última innovación del grupo comienza con una base hecha de un material elástico llamado poliimina. Luego, los científicos colocan una serie de chips termoeléctricos delgados en esa base, conectándolos a todos con cables de metal líquido. El producto final parece un cruce entre una pulsera de plástico y una placa base de computadora en miniatura o tal vez un anillo de diamantes técnico.

Fuente: dpa

Los comentarios están cerrados.