El Internet de las cosas (IoT) generará ganancias millonarias

Un estudio realizado por McKinsey & Company reveló que para 2030, los ingresos se valorarán entre 5,5 y 12,6 billones de dólares en el mundo

El valor económico potencial que el Internet de las cosas (IoT) podría generar para 2030 es de entre 5,5 y 12,6 billones de dólares en todo el mundo. Incluido el valor captado por los consumidores y clientes de los productos y servicios del IoT, según las conclusiones del estudio «Internet of Things: Ponerse al día con una oportunidad que se acelera», realizado por la consultora McKinsey & Company.

IoT describe una red de objetos físicos que llevan incorporados sensores con el fin de conectarse e intercambiar datos con otros dispositivos y sistemas a través de la Red, mejorando la eficiencia de muchos procesos mediante el uso, por ejemplo, de la Inteligencia Artificial.

Actualmente es una de las principales tendencias vinculadas a la transformación digital de la economía y ya está integrado en la vida de los consumidores, así como en las operaciones de empresas y gobiernos.

Las fábricas representarían la mayor cantidad de valor económico potencial del IoT, alrededor del 26 %, en 2030. Esto se debe a su uso para lograr una optimización de las operaciones en la fabricación, haciendo más eficiente la gestión diaria de los activos y las personas.

El sector de la salud, por su parte, supondría alrededor del 10 al 14 % del valor económico estimado del IoT en 2030. Desde los monitores de glucosa y corazón conectados para pacientes con enfermedades crónicas hasta las soluciones de mercado masivo que monitorizan la actividad física.

Las soluciones de IoT no solo son utilizadas por clientes particulares sino que también las ofrecen algunas aseguradoras y gobiernos como forma de mejorar la salud y los resultados de los pacientes. En este punto, el informe destaca que «la pandemia de la Covid-19 aceleró potencialmente el uso de las soluciones de IoT en la atención sanitaria».

En cuanto al sector que más rápido crecería en términos de valor de IoT para 2030, sobresalen los vehículos autónomos (que incluyen la automatización de la conducción parcial, o autonomía de nivel dos, y superior). El aumento constante del uso de sensores en los vehículos continuará a medida que los consumidores demanden mayor seguridad y fiabilidad.

K. Tovar

Fuente: COPE

Los comentarios están cerrados.