Científicos australianos desarrollan método para medir la glucosa con la saliva

Investigadores de la Universidad de Newcastle están planteando colocar una tira en la lengua por unos minutos y observar los resultados en una aplicación móvil

Científicos de la Universidad de Newcastle en Australia están desarrollando un método que permita medir la glucosa a través de la saliva y así evitar el pinchazo que deja un puntito de sangre, considerado la forma más efectiva hasta el momento.

De acuerdo a la información publicada, la técnica consiste en que los usuarios colocarían una tira en su lengua y luego de esperar unos minutos podrán revisar los resultados que se reflejarán en una aplicación descargada en un smartphone.

Paul Dastoor, profesor de Física en la Universidad de Newcastle en Nueva Gales del Sur y líder del proyecto, explica que la inspiración para buscar una nueva forma de registrar los niveles de azúcar en la sangre la obtuvo en el colegio donde trabaja su esposa como docente de primaria, cuando vio a unos niños sufrir por el pinchazo para obtener la gota de sangre y medir su glucosa.

El investigador considera que el método “realmente abre la posibilidad de pruebas de glucosa sin dolor y de bajo costo. Y con suerte se obtendrían resultados mucho mejores para quienes padecen diabetes. La perspectiva emocionante es que en el futuro podríamos tener una prueba de diabetes que no implique apuñalarse cuatro a seis veces al día”.

Explicó Dastoor que la presencia de glucosa en la saliva es mínima, por lo que se requieren medidores altamente precisos para lograr la efectividad.

Desataca que la tira es un biosensor que mide reacciones biológicas o químicas generando señales, desarrollado con un material en específico para que genere una reacción de acuerdo a los niveles de azúcar que haya en la saliva por medio de peróxido de hidrógeno. 

Dicho componente se expresa en iones de hidrógeno que son los encargados de generar una señal eléctrica que sería la procesada y mostrada por una aplicación en el teléfono inteligente.

El gobierno de Australia estás destinando unos 3.4 millones de dólares para este proyecto. Una vez aprobados los ensayos clínicos producirán en masa los kits e incentivarán la descarga de la app que van a desarrollar. De lograrse aprobar el método se estima que las primeras producciones estarían saliendo en el 2023.

M. Rodríguez

Fuente: fayerwayer.com

Los comentarios están cerrados.