Pentágono de EE.UU. anuncia que vacuna contra el coronavirus será obligatoria

Biden aplaude la medida y recalca que todo estadounidense que aspire a entrar en el Ejército "debe tomar medidas inmediatas para vacunarse"

El secretario de Defensa de Estados Unidos, Lloyd Austin, anunció que incluirá la vacuna contra el coronavirus en la lista de inyecciones obligatorias para todos los integrantes del Ejército antes de mediados de septiembre, siguiendo así una petición del presidente Joe Biden.

En un memorándum lanzado este lunes, Austin explicó que ha tomado la decisión tras una semana de consultas con los altos mandos militares y los servicios médicos del Ejército y que buscará la aprobación del presidente Biden para que la vacuna sea obligatoria «a más tardar» para mediados de septiembre. O inmediatamente después de la autorización formal de la Administración de Drogas y Alimentos de (FDA); «lo que ocurra primero».

«Mientras tanto, cumpliremos con las instrucciones del presidente con respecto a restricciones y requisitos para el personal federal no vacunado. Estos requisitos se aplican a todos los uniformados, así como al personal civil y contratista», señala el secretario de Defensa.

Austin, quien recomienda recibir la vacuna antes de que llegue la orden del presidente o de la FDA, ha subrayado que no dudará en actuar antes o recomendar un rumbo diferente al del presidente si siento la necesidad de hacerlo. «Para defender esta nación, necesitamos una fuerza sana y preparada», insistió.

El presidente Biden no ha tardado en reaccionar al anuncio del Pentágono y ha mostrado su «firme apoyo» a la decisión de Austin. «Estas vacunas salvarán vidas. Estén seguros. Son efectivas», ha insistido el jefe de la Casa Blanca a sus compatriotas, quienes todavía se resisten a pasar por el trámite de la jeringuilla.

El presidente indicó: «Todavía estamos en pie de guerra, y todo estadounidense que sea elegible debe tomar medidas inmediatas para vacunarse. Me enorgullece que nuestros hombres y mujeres militares continúen ayudando a liderar la carga de la lucha contra esta pandemia, como lo hacen tan a menudo, al dar el ejemplo de mantener a salvo a sus compatriotas estadounidenses».

Las vacunas en el Ejército de Estados Unidos son voluntarias cuando están bajo la autorización de uso de emergencia de la FDA. Sin embargo, el presidente tiene la potestad de suprimir esa norma y hacer que sea un requisito para todo el personal. Por el momento, el 65 % del servicio militar activo ha recibido la pauta de vacunación completa, mientras que un 74 %, al menos, una dosis.

Fuente: dpa

Los comentarios están cerrados.