Pasaporte sanitario se propaga por el mundo

Cada día son más los países que están exigiendo un certificado de salud a las personas para poder ingresar a reuniones y lugares públicos como hoteles y gimnasios

El pase sanitario, que reserva el acceso a determinados lugares públicos a las personas vacunadas, curadas o negativas, está conquistando cada día más espacios en diferentes países del mundo. Hungría, Austria y Dinamarca son los primeros en implementarlo y próximamente Nueva York empezará a exigirlo.

Hungría inoculó velozmente a su población con las vacunas rusas y chinas e inició la emisión de los «certificados de inmunidad» desde marzo. En mayo estas tarjetas se utilizaron para reabrir hoteles, teatros, salas de cine y el interior de los restaurantes. A pesar de levantar muchas restricciones, aún se necesitan certificados para reuniones de más de 500 personas.

Por su parte, en Dinamarca el pasaporte sanitario continúa siendo obligatorio para acceder a varios lugares públicos como las peluquerías o gimnasios. Mientras que, en Austria, desde mediados de mayo que se realizó la reapertura general, para ingresar a hoteles, restaurantes, gimnasios, museos, conciertos, peluquerías y eventos deportivos es obligatorio presentar una prueba negativa, un certificado de anticuerpos o una prueba de vacunación.

A finales de julio, el pase sanitario comenzó a ser obligatorio en Francia para ingresar a los establecimientos culturales y de ocio que atiendan a más de 50 personas y a partir de este domingo se extiende a cafés, restaurantes, aviones, trenes, autobuses para viajes largos y ferias profesionales. El pase también será obligatorio para visitantes o pacientes que no acudan de urgencia a establecimientos de salud y residencias de ancianos.

En Portugal e Irlanda el pase sanitario es obligatorio para ingresar a sitios públicos, hoteles, salas de restaurantes y para clases colectivas en gimnasios.

El pasado 1° de julio entró en vigencia en la Unión Europea el pase sanitario europeo, el cual es un código flash que permite comprobar si el portador está vacunado o tiene una prueba negativa reciente, permitiéndole a los viajeros traspasar las fronteras de 33 países del continente, incluidos las 27 naciones que conforman la eurozona y el principado de Andorra, Islandia, Liechtenstein, Mónaco, Noruega y Suiza.

M. Rodríguez

Fuente: el nacional.com

Los comentarios están cerrados.