MIT desarrolla una IA que puede detectar el Parkinson

El Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) desarrolló un aparato similar a un router WiFi que utiliza una red neuronal para discernir la presencia y la gravedad del Parkinson

Un dispositivo desarrollado por el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), en Estados Unidos, con la apariencia de un router WiFi utiliza una red neuronal para discernir la presencia y la gravedad del Parkinson, una de las enfermedades neurológicas de mayor crecimiento en el mundo.

La enfermedad de Parkinson es notoriamente difícil de diagnosticar, ya que se basa principalmente en la aparición de síntomas motores como temblores, rigidez y lentitud, pero estos síntomas suelen aparecer varios años después del inicio de la enfermedad.

Ahora, este equipo de investigadores ha desarrollado un modelo de inteligencia artificial que puede detectar el Parkinson con solo leer los patrones de respiración de una persona. La herramienta en cuestión es una red neuronal, una serie de algoritmos conectados que imitan el funcionamiento de un cerebro humano, capaz de evaluar si alguien tiene Parkinson a partir de su respiración nocturna.

La red neuronal también es capaz de discernir la gravedad de la enfermedad de Parkinson de alguien y seguir la progresión de su enfermedad a lo largo del tiempo.

La IA facilita la detección y estudio del Parkinson

A lo largo de los años se ha investigado el potencial de detectar el Parkinson utilizando el líquido cefalorraquídeo y las neuroimágenes, pero tales métodos son invasivos, costosos y requieren el acceso a centros médicos especializados.

Los investigadores del MIT demostraron que la evaluación de la inteligencia artificial del Parkinson puede hacerse cada noche en casa mientras la persona está dormida y sin tocar su cuerpo. Para ello, el equipo desarrolló un dispositivo que emite señales de radio, analiza sus reflejos en el entorno circundante y extrae los patrones de respiración del sujeto sin ningún contacto corporal. La señal de la respiración es entonces alimentada a la red neuronal para evaluar el Parkinson de manera pasiva, y no se necesita ningún esfuerzo por parte del paciente y del cuidador.

Dina Katabi, una de las líderes de la investigación, que se ha publicado en la revista científica Nature Medicine, señala que el estudio tiene importantes implicaciones para el desarrollo de medicamentos para el Parkinson y la atención clínica.

«En términos de desarrollo de medicamentos, los resultados pueden permitir ensayos clínicos con una duración significativamente más corta y menos participantes, acelerando en última instancia el desarrollo de nuevas terapias. En términos de atención clínica, el enfoque puede ayudar en la evaluación de los pacientes con Parkinson en comunidades tradicionalmente desatendidas, incluyendo aquellos que viven en zonas rurales y aquellos con dificultad para salir de casa debido a la movilidad limitada o el deterioro cognitivo», apunta.

Haga clic en el enlace para suscribirse gratis a nuestro grupo de medios y noticias en Telegram: https://t.me/G_ELSUMARIO_News

Fuente: dpa

Los comentarios están cerrados.