China sanciona a seis ciudadanos y una institución de EE.UU.

La medida es una respuesta a las impuestas el pasado día 16 por Washington a siete funcionarios chinos por "socavar la autonomía" de Hong Kong

China sancionó al exsecretario estadounidense de Comercio Wilbur Ross, a la presidenta del Comité de Evaluación Económica y de Seguridad China-Estados Unidos, Carolyn Bartholomew, y al exdirector de la Comisión Ejecutiva del Congreso sobre China Jonathan Stivers, como respuesta a las sanciones impuestas por Washington a siete ciudadanos chinos por «socavar la autonomía» de Hong Kong, a pocos días de la visita de la vicesecretaria de Estado de EE. UU., Wendy Sherman.

El Ministro de Asuntos Exteriores de China puntualizó, a través de un comunicado, que las sanciones también se aplicarán a la directora para China de la ONG Human Rights Watch, Sophie Richardson, DoYun Kim, del Instituto Democrático Nacional para los Asuntos Exteriores, el gestor de programas del Instituto Republicano Estadounidense, Adam King, y el Consejo Democrático de Hong Kong.

Es la primera vez que Pekín emite este tipo de sanciones desde que fue aprobada, en el mes de junio, la nueva ley contra sanciones extranjeras y se realizaron dos días antes de la visita de la diplomática estadounidense Wendy Sherman, quien desde este domingo se encuentra en la ciudad de Tianjin (nororiente de China) como parte de una gira por el continente asiático.

El comunicado, difundido a través de la página web de la cancillería China, también explica que «Estados Unidos ha urdido la llamada advertencia de ‘negocios de Hong Kong’ para atacar de manera infundada el entorno de negocios de Hong Kong y ha impuesto sanciones de manera ilegal a varios funcionarios de la Oficina de Enlace del Gobierno central en Hong Kong».

Relaciones cargadas de tensión

Como se recordará el pasado 16 de julio Washington les advirtió a las empresas estadounidenses sobre los riesgos «emergentes» de operar en Hong Kong y sancionó a siete funcionarios chinos por «socavar la autonomía» de ese territorio.

A juicio del gobierno estadounidense, muchos de los desafíos para las empresas se derivan de la Ley de Seguridad Nacional que Pekín impuso, desde hace un año, en Hong Kong para contener las protestas antigubernamentales que tomaron las calles en la segunda mitad de 2019 y socavar el movimiento prodemocrático de la ciudad.

Desde el 2018 las relaciones diplomáticas entre Pekín y Washington se empezaron a deteriorarse como consecuencia de guerra comercial que inició el expresidente de EE.UU. con China que se ha propagado a sectores como el tecnológico y el diplomático. Con Joe Biden en la presidencia se han retomado algunos contactos, pero la realidad es que el ambiente sigue bastante tenso.

M. Rodríguez

Fuente: es.investing.com

Los comentarios están cerrados.