BCE: El euro digital debe ser muy atractivo

Fabio Panetta, ejecutivo del Banco Central Europeo afirmó que así debe ser para que el público lo reciba como un medio de pago

El euro digital debe contar en su diseño con atractivo suficiente para que el público lo acepte de manera generalizada como medio de pago y no resulte redundante frente a otros instrumentos a la par que se evite un éxito excesivo como depósito de valor que aumentase el riesgo de retiradas masivas de depósitos bancarios, según señaló el ejecutivo italiano del Banco Central Europeo (BCE), Fabio Panetta.

«Un euro digital debería diseñarse de forma que sea lo suficientemente atractivo para su uso generalizado como medio de pago. Pero, al mismo tiempo, se evite que tenga tanto éxito como depósito de valor que desplace al dinero privado y aumente el riesgo de retiradas masivas de depósitos bancarios». Así lo destacó el ejecutivo durante su participación en un coloquio organizado por el Real Instituto Elcano.

En este sentido, Panetta señaló que en la actualidad la importancia del efectivo en los pagos está disminuyendo debido a que los ciudadanos muestran una preferencia cada vez mayor por los pagos digitales y el comercio electrónico, mientras que el efectivo se utiliza cada vez más como depósito de valor.

Dado que las personas empiezan a utilizar el efectivo más como depósito de valor que como medio de pago, disponer de un euro digital les permitiría seguir usando el dinero de banco central como medio de cambio en la era digital, agregó el experto.

«El euro digital y el efectivo se complementarían entre sí para garantizar que el dinero de banco central continúe siendo un ancla monetaria para el ecosistema de pagos, sirviendo como medio de cambio, depósito de valor y unidad de cuenta», dijo Panetta.

En conclusión, el economista italiano aseguró que, además de poseer un atractivo intrínseco, un euro digital debería ser ampliamente accesible y utilizable para tener éxito sin ser percibido como un competidor de los servicios de pago digitales que ofrece el sector privado y reforzando la competitividad de los pagos europeos, al abaratarlos y aumentar su eficiencia para los usuarios.

K. Tovar

Fuente: Europapress

Los comentarios están cerrados.