Astromóvil con tecnología española buscará vida en Marte

La agencia espacial europea lanzará en septiembre un astromóvil, con tecnología española, en búsqueda de indicios de vida en el planeta Marte

La Agencia Espacial Europea (ESA) tiene previsto lanzar, el próximo mes de septiembre, la misión Exomars, la cual está conformada por una plataforma de superficie y un rover, denominado el Rosalind Franklin, con la finalidad de buscar indicios de vida presente o pasada en el subsuelo de Marte.

El astromóvil, que será el primero europeo en recorrer el planeta rojo, contará con una innovadora tecnología española “que no la tiene ni la NASA y que viajará en el próximo rover que busque vida en Marte”.

La compañía Thales Alenia Space, que se encuentra ubicada en Tres Cantos, Madrid, desarrolló la electrónica que controlará todas las partes móviles del rover. Es decir, las ruedas, los paneles solares y la cámara que serán colocadas en la parte exterior del rover, convirtiéndose en un verdadero desafío para la electrónica porque deben soportar altas y bajas temperaturas.

La primera tecnología del mundo

El diseño tecnológico realizado por la empresa Thales se ha convertido en un reto innovador por ser la primera vez que las partes móviles, denominados unidades de control de los actuadores (ADE), están ubicadas en la parte externa del rover. El jefe de proyecto en la compañía, José Arnedo, expresó: “Somos los únicos en el mundo que nos hemos enfrentado al reto de diseñar y fabricar esta tecnología. Hoy por hoy, ni la NASA la tiene”.

De acuerdo con Arnedo, los módulos electrónicos creados por Thales, trabajan con un amplio rango de temperaturas que oscilan desde los 113º C bajo a cero a los 85º C. “Durante siete años hemos probado más de un centenar de configuraciones, montajes y componentes diferentes”.

Asimismo, destacó que todo el sistema está adecuado para resistir una alta radiación y las fuertes vibraciones que se producirán en algunos momentos, como el lanzamiento o el despliegue de los paneles solares. Los técnicos han ejecutado diferentes pruebas, simulados errores en cada uno de los componentes del sistema. “Nuestro diseño está preparado para evitar que si hay un fallo, este se propague y dañe otra zona del circuito”, señaló el jefe del proyecto.

M. Rodríguez

Fuente: abc.es

Los comentarios están cerrados.