Estadios del Mundial en QATAR costaron vidas de migrantes

Hay estimaciones de que la cifra de migrantes fallecidos durante la construcción de estadios para el Mundial de Fútbol en Qatar podría alcanzar las 6.500 personas

Trina Acevedo

Más allá del juego – Estamos a pocos días y horas para que comience la máxima celebración del fútbol mundial: la Copa Qatar 2022. Temporada en la cual, los medios que integramos el Grupo de Comunicación Digital EL SUMARIO, hemos invitado a Trina Acevedo, destacada periodista y comunicadora venezolana, con excelente desempeño en televisión y radio, especializada en la fuente de noticias internacionales, a quien damos la bienvenida en nuestros portales de prensa digital para que acompañe a los usuarios en esta temporada, con una serie de notas que estarán abordando los aspectos referentes al contexto extra deportivo.

Sus entregas tendrán una periodicidad semanal, salvo que el desarrollo de los acontecimientos imponga frecuencias más cortas y dinámicas. En este primer trabajo Acevedo nos resume y actualiza el relevante tema de los migrantes que trabajaron en la edificación de los Estadios.


Qatar es un país que cuenta con menos de 3 millones de habitantes, de los cuales 2 millones provienen de otros países.

Es por ello que la mano de obra migrante representa el 95% de la fuerza laboral en este país del Medio Oriente, siendo la proporción de trabajadores migrantes más alta del mundo, según la Organización Internacional del Trabajo.

El medio británico The Guardian estima que la cifra de migrantes fallecidos durante la construcción de los estadios podría alcanzar unos 6.500, desde que Qatar fue elegido en 2010 como la sede del Mundial 2022. Pero, la cifra oficial de Qatar indica que solo son 37 trabajadores quienes murieron entre 2014 y 2020.

Qatar ha sido criticado por el trato a los empleados migrantes que llegaron al país a realizar obras para la cita mundialista bajo condiciones laborales muy duras. Se ha denunciado que los migrantes debieron trabajar bajo calor extremo durante jornadas muy extensas, con bajos salarios y en hacinamiento.

Para 2016, Amnistía Internacional acusó a la monarquía qatarí por el uso de mano de obra forzada. La organización criticó que los migrantes debían pagar para ser contratados y una vez en el país se les confiscaban los pasaportes y no se les pagaba a tiempo.

Más reciente, en 2021, Human Rights Watch indicó que los trabajadores migrantes se enfrentaban a “deducciones salariales ilegales y punitivas” y a “meses de salarios no pagados tras largas horas de trabajo agotador”.

A esto se suma el señalamiento de la Organización Internacional del Trabajo que asegura que Qatar no toma en cuenta las muertes súbitas e inesperadas. Los infartos e insuficiencias respiratorias causadas por la insolación se registran como muertes por “causas naturales” y “no relacionadas al trabajo”.

La Organización Internacional del Trabajo que asegura que Qatar no toma en cuenta las muertes súbitas e inesperadas
La Organización Internacional del Trabajo que asegura que Qatar no toma en cuenta las muertes súbitas e inesperadas

 

La OIT afirma que, solo en 2021, 50 trabajadores murieron e insiste en que hay vacíos en la recopilación de datos por parte de Qatar.

Nasser al Khatel, jefe ejecutivo del comité que organiza el Mundial, asegura que solo tienen registros de 3 víctimas mortales relacionadas con los trabajos en los estadios y añadió que existen otras 30 muertes no vinculadas a las obras.

El Ministerio de Trabajo de Qatar publicó un comunicado que señala que “las cifras reportadas en los medios sobre las muertes de trabajadores migrantes han sido tremendamente engañosas”.

Qatar se enorgullece de ofrecer un salario mínimo de $275 mensual a los trabajadores migrantes asegurando que es primera vez que un país árabe aprueba un salario mínimo en Medio Oriente.

Esto sucedió luego de que Qatar eliminara el polémico sistema de patrocinio Kafala donde los trabajadores eran sometidos a pagar una alta cuota de reclutamiento. Esto provoca deudas a los migrantes incluso antes de salir de sus países asumiendo como riesgo que, en caso de perder su vida, dejan a su familia comprometida, en aprietos y a su suerte.

Los reclutadores podían cancelar las visas o reportar a los que renunciaban por “fuga” el cual es un delito penal. En pocas palabras, no podían renunciar y mucho menos crear un sindicato.

Se cree que a pesar de que este sistema fue desmantelado funciona de manera informal.

Y en más de una docena de hoteles del Mundial, los trabajadores enfrentaban acoso sexual, discriminación, robo de salarios y riesgos de salud y seguridad según Equidem, grupo de derechos laborales con sede en Londres.

Se teme que este asunto deje de ser importante cuando el Mundial de futbol haya terminado, un tema que se extiende en Medio Oriente y que no solo se registra en Qatar.

Entre los 6.500 migrantes que murieron en Qatar, según The Guardian, se encontraban trabajadores provenientes de India, Pakistán, Nepal, Bangladesh y Sri Lanka.

Un asunto serio que indudablemente llama a la atención y reflexión más allá del juego.

Trina Acevedo

Instagram: @trinaacevedo

Fotos cortesía: AP y Amnistía Internacional

BitFinance.News

Grupo de Comunicación Digital EL SUMARIO

Los comentarios están cerrados.