Unión Europea difiere aplicación de ley sobre criptoactivos

La norma sobre el uso de criptoactivos en el mercado europeo ha sido aplazada hasta el próximo 2024 para ser debatido por el Consejo Europeo

La aplicación del reglamento MiCA (markets in crypto assets) que respalda legalmente el servicio de criptoactivos en el mercado fue deferido por la Unión Europea para el 2024 y remitido al Consejo de Europeo, que agrupa los 27 gobiernos, donde será debatido.

El reglamento es una norma que el mercado está reclamando y espera ansiosamente para poder ofrecer los servicios de criptoactivos con respaldo legal, además es un instrumento también anhelado por algunos entes reguladores como el Banco de España y la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) para normal un sector que de acuerdo con sus declaraciones está lleno de especulaciones y esquemas fraudulentos.

De acuerdo a las versiones destacadas en diferentes medios especializados, el último borrador del reglamento MiCA demora la aplicación para la mayor parte de las criptodivisas, como el bitcoin y el resto de las monedas digitales, considerado como uno de los temas más urgentes, al menos para los inspectores financieros españoles.

Como se recordará en el primer borrador del reglamento se preveía un plazo de 18 meses desde la entrada en vigor para su aplicación efectiva. Sin embargo, en la última versión fue modificada y se adelantó 6 meses para la aplicación en lo referente a las divisas virtuales ligadas a stablecoins, pero retrasa hasta 24 meses para los activos remanentes del ecosistema cripto.  

Regulación nacional para los criptoactivos

La Unión Europea ha realizado grandes esfuerzos por lograr una regulación en la zona, pero los nuevos plazos están obligando a los países a tomar medidas nacionales y particulares. Muchos analistas de la industria criptográfica destacan que los Estados deben tomar sus propias normas y así lo establecen los diferentes borradores del reglamento europeo.

El proyecto de ley prevé un “procedimiento simplificado para reconocer a los proveedores autorizados según la normativa propia de los distintos países”, lo cual implica la regulación nacional.

Países como Alemania, Francia y Luxemburgo están realizando gestiones para desarrollar su propio marco jurídico, mientras que en Portugal han optado por suministrar una fiscalidad interesante que permita atraer inversionistas de la industria cripto. De acuerdo con los analistas, España debería impulsar su propia regulación porque de lo contrario quedaría atrás.

M. Rodríguez

Fuente: es.cointelegraph.com 

Los comentarios están cerrados.