OPEP: El desarrollo de la pandemia determinará la recuperación económica mundial

La organización que lidera y controla el 40 % del mercado mundial del crudo mantendrá la demanda por el orden de los seis millones de barriles diarios

La OPEP, en su informe mensual sobre el mercado petrolero, señaló que a pesar de la evolución de la pandemia de Covid-19, continúa la reactivación económica mundial y no reducirá la demanda de petróleo prevista para 2021 y 2022.

Sin embargo, en el informe la organización admite que el desarrollo de la pandemia será «el factor determinante en el ritmo de la recuperación, con la posible aparición de nuevas variantes o mutaciones como riesgo».

Los analistas de la OPEP son reservados al referirse al impacto de la variante delta del coronavirus, cuyo efecto se ha sentido en los últimos 2 meses por su expansión en importantes economías. Esto, a pesar de que el precio promedio del barril de crudo de la OPEP se ubicó en los 73,53 dólares, para julio, su mayor valor desde octubre de 2018, algo que el grupo atribuye a «los sólidos fundamentos del mercado».

Recuperación global

La organización petrolera, que controla el 40 % de la producción de crudo mundial, pronostica el crecimiento mundial en un 0,1 % tanto en 2021 (5,6 %) como en 2022 (4,2 %), manteniendo sin cambios la demanda establecida para esos periodos.

De acuerdo a los datos emitidos en el informe, la demanda para el 2021 se mantiene similar a la establecida para el pasado mes, con un aumento anual de alrededor de los 6 millones de barriles diarios (mbd), hasta los 96,6 mbd. Mientras que para el 2022 la demanda pronosticada registra un pequeño crecimiento de otros 3,3 mbd hasta un total de 99,9 mbd, para llegar a ubicarse a los niveles previos a la pandemia del Covid-19.

Sin embargo, Estados Unidos está solicitando a la OPEP que incremente la producción y oferte crudo al mercado, a fin de no arriesgar la recuperación de la economía mundial, porque con las cotizaciones actuales «se corre el riesgo de dañar la recuperación global».

El asesor de seguridad nacional, Jake Sullivan, destacó que «si bien la OPEP y sus aliados habían acordado recientemente aumentos de producción, ese incremento no compensaba los recortes previos».

Información difundida por el canal de noticias CNBC destaca que la Casa Blanca «ha transmitido a Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos y otros miembros de la alianza el mensaje de que sus planes simplemente no son suficientes, dado el momento crítico en la recuperación global».

M. Rodríguez

Fuente: bancaynegocios

Los comentarios están cerrados.