Empresa suiza busca crear bitcoins en forma de billetes

SMD Security Printing Sàrl, con su marca Icynote, está desarrollando un tipo de bitcoin en papel moneda para aquellos mercados y personas con limitaciones de Internet

La empresa suiza SMD Security Printing Sàrl con su marca Icynote está tratando de crear un tipo bitcoin en forma de papel moneda, semejantes a los billetes tradicionales, una cartera fría, en plena era digital y en medio del ascenso de las criptomonedas.

Actualmente, los billetes y las monedas físicas tradicionales son usadas cada vez menos por los compradores, ya que la mayoría de las operaciones son realizadas a través de carteras móviles, computadoras conectadas a Internet o empleando tarjetas de crédito o débito.

No obstante, existen mercados y personas que no poseen muchos conocimientos en el manejo de dispositivos inteligentes o exchanges de bitcoin que desean invertir en criptomonedas y mantener sus activos fuera de Internet.

Y es precisamente a esos mercados a los que desea dirigir Icynote. Martín Demierre, cocreador de la marca, afirmó: “Para esa gente está el billete, ya que no tendrían que preocuparse por un posible hackeo o que les roben los bitcoins. Además, al movilizarlo fuera de la red no deja huellas, lo que en múltiples casos podría facilitar la compra o la venta”.

Aunque también están los negocios o comercios que acepte bitcoin como forma de pago y podría usar el billete como cartera y recibir fondos directamente de sus clientes. El comprador solo tendría que escanear el código QR y enviar sus criptomonedas directamente al billete del establecimiento.

Fabricación del billete

El billete tendrá garantizada su seguridad, para lo cual se certificará su autenticidad con hologramas, uso de tintas con propiedades magnéticas e infrarrojas y precinto de resguardo. Además, se busca blindar la protección de los BTC almacenados. El ejecutivo de Icynote, Demierre, enfatizó en una entrevista el proceso de producción del billete, explicando que cada pieza contiene las claves privadas que se mantienen ocultas.

“En el proceso de fabricación nadie puede ver las claves privadas porque la empresa suiza que imprime tiene certificación ISO 2700; es decir, hay integridad de la información, así como ocurre con la impresión de pasaportes, cheques o tarjetas de crédito. Un generador cuántico, que no está conectado a Internet, proporciona un número aleatorio que no puede ser repetido”, indicó Demierre.

Durante la fabricación hay dos personas, de distintas empresas, fiscalizándose mutuamente y a quienes se les hace seguimiento por videocámaras.  En ninguna de las etapas nadie puede ver el código, incluso las personas no portan teléfonos móviles con ellos, aseveró Demierre.

M. Rodríguez

Fuente: noticiasdebariloche.com

Los comentarios están cerrados.