Bruselas y Londres establecen un acuerdo para el Brexit

El primer ministro Boris Johnson ratificará el pacto el próximo sábado en el Parlamento británico sin tener la mayoría asegurada

Este jueves la Comisión Europea y los negociadores británicos llegaron este sábado a un acuerdo sobre el Brexit, asegurando: “Cuando hay voluntad, hay acuerdos. Tenemos uno que es justo y equilibrado para la UE y Reino Unido, y es una evidencia de nuestro compromiso para encontrar soluciones. Recomiendo al Consejo Europeo que respalde este acuerdo“. Así lo informó en un tuit el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker.

En una carta remitida a Donald Tusk, presidente del Consejo Europeo, Juncker explicó las razones por las que considera que hoy los jefes de Estado y de gobierno de los 28 deben dar su apoyo a este pacto para que Reino Unido pueda dejar la UE el próximo 31 de octubre, sin excusas para continuar con prórrogas. “Los negociadores han logrado un acuerdo sobre un Protocolo para Irlanda del Norte revisado y sobre la Declaración Política”.

Decisiones sujetas al DUP

Para Boris Jhonson, primer ministro de Bruselas, el pacto del Brexit es “un gran y nuevo acuerdo que nos permite recuperar el control” y pese a la postura del Partido Unionista Democrático DUP (siglas en inglés) Jhonson apuesta a que el parlamento valore este esfuerzo y lo apruebe el próximo sábado con el fin de que “podamos atender otras prioridades, como la sanidad pública, el coste de la vida, la violencia y el medio ambiente”.

Los últimos días han estado dedicados casi en exclusiva a sortear las líneas rojas del DUP en la cuestión de la Unión Aduanera y el IVA en lo que se conoce como el consentimiento. En líneas generales, el acuerdo establece que la regulación europea se aplicará a todos los bienes en Irlanda del Norte.

En segundo lugar, el negociador europeo para el Brexit, Michel Barnier ha manifestado que Irlanda del Norte permanecerá dentro del territorio aduanero del Reino Unido, por lo que se beneficiará de sus políticas comerciales, asimismo, los controles a los bienes se efectuarán en el punto de entrada a este territorio británico y no en la República de Irlanda. “Las autoridades británicas estarán encargadas de la aplicación del código de la Unión Aduanera en Irlanda del Norte”, aseguró Barnier.

K.Villarroel

Fuente: elmundo

Los comentarios están cerrados.