Biontech prevé dar datos de vacuna infantil a finales de septiembre

La empresa de biotecnología gestionará la aprobación de su inoculación contra el coronavirus para niños entre 5 y 11 años

La farmacéutica alemana Biontech prevé ofrecer datos sobre la inoculación contra el coronavirus con su vacuna en niños de entre cinco y 11 años a finales de septiembre. La dosis para este grupo de edad será de diez microgramos, un tercio de la dosis para adultos, indicó Özlem Türeci, cofundadora de Biontech en declaraciones publicadas en Bild am Sonntag.

Biontech anunció, el 10 de septiembre, que solicitará la aprobación de su vacuna contra el coronavirus para niños de entre cinco y once años en las próximas semanas. Según el informe, los resultados del estudio ya están disponibles y solo hay que prepararlos para las autoridades reguladoras.

Los datos de vacunación en niños aún más pequeños estarán disponibles hacia finales de año, según Türeci. «(Para ese grupo) volveremos a bajar la dosis», añadió.

Prevención de riesgos

Por su parte, la Agencia Europea del Medicamento (EMA) declaró que aún no podía dar un plazo para una posible autorización. La farmacéutica alemana ya está preparando la producción. El director de la Asociación Alemana de Pediatría, Jörg Dötsch, subrayó que la vacunación en grupo etario beneficiaría especialmente a los niños en situación de riesgo.

Dötsch añadió que el Comité Permanente de Vacunación de Alemania (Stiko) podría comenzar por recomendar la vacunación en esa edad para niños de riesgo, al igual que hizo con los niños de 12 a 17 años. El riesgo de que se produzcan efectos secundarios inesperados debe sopesarse con el beneficio de la vacunación, agregó.

En cuanto a las vacunas de refuerzo, Ugur Sahin, cofundador de Biontech, comentó que eso depende de la estrategia deseada. «Si se quiere mantener las infecciones a un nivel bajo en general, se necesita un nivel alto de anticuerpos para poder prevenir los contagios. Para este objetivo, la tercera vacunación tiene sentido. «Pero si se quiere prevenir enfermedades graves y el desbordamiento de las unidades de cuidados intensivos, sin duda se puede seguir una estrategia diferente y esperar más tiempo para aplicar las vacunas de refuerzo».

Sahin se mostró optimista sobre la evolución de la pandemia en Alemania. A su juicio, en la próxima primavera europea casi toda la población será inmune, ya sea porque esté vacunada o porque se inmunizó tras pasar la infección. «El virus seguirá estando ahí, pero las estrategias sobre cómo la sociedad se enfrenta a él ya no serán controvertidas. El virus dejará de ser una amenaza«.

Fuente: dpa

Los comentarios están cerrados.