Biden asume el poder con una serie de retos

Este 20 de enero, el demócrata recibe el mando por parte del saliente Donald Trump, con una lista de prioridades de frente ante otras adversidades

Joe Biden comenzará su mandato presidencial con una declaración de intenciones en forma de una batería de medidas, que van desde reincorporar a Estados Unidos a los Acuerdos de París contra el cambio climático y a la Organización Mundial de la Salud (OMS) hasta suspender la construcción del muro en la frontera con México.

El equipo de Biden anunció estos pasos calificándolos de “históricos” y dejando clara la voluntad del aún presidente electo para revertir el legado de su predecesor en la Casa Blanca, Donald Trump. El exvicepresidente demócrata ya ha esbozado a lo largo de la campaña y tras las elecciones algunas de estas iniciativas.

“Cambiar el curso” de la pandemia de coronavirus es uno de sus objetivos prioritarios, para lo cual Biden, que ya ha recibido las dos dosis de la vacuna contra la Covid-19, exhortará a la población a llevar mascarilla al menos durante 100 días. También promulgará una orden ejecutiva para obligar a su uso en todas las instalaciones federales.

Biden entiende que la OMS sigue siendo “clave” en la coordinación a nivel mundial de la lucha contra la COVID-19, en contra del criterio de Trump, que acusó a la agencia internacional de favorecer la versión de China sobre el origen del virus. Por este motivo, Estados Unidos revertirá su salida e incluso enviará un delegado, el epidemiólogo Anthony Fauci, a la junta directiva del 21 de enero.

El gobierno norteamericano celebrará una cumbre de redes sociales en la Casa Blanca el próximo jueves; sin embargo dos de las compañías más importantes de este sector no figuran entre los invitados

En materia de cambio climático, la medida más simbólica de la nueva Administración será la de volver a comprometer a Estados Unidos con el Acuerdo de París, con vistas a retomar el “liderazgo global” perdido, mientras que también prevé gestos en materia económica que van desde la prórroga de los pagos de préstamos estudiantiles a la extensión de la moratoria de los desahucios, asumiendo que la pandemia ha empeorado la situación financiera de numerosos hogares.

La “igualdad racial” figura entre los objetivos de Biden, que se ha marcado como objetivo analizar formas con las que las autoridades pueden evitar la discriminación de las minorías, también en el ámbito policial.

En materia de política migratoria, el nuevo mandatario norteamericano aspira a “preservar y fortalecer” la portavoz de los ‘dreamers’, como se conoce a los inmigrantes que llegaron de niños a Estados Unidos y que, con Trump en la Casa Blanca, han visto incluso en riesgo su permanencia en el país. Renuncia, además, a reforzar el muro en la frontera con México, símbolo de la doctrina migratoria del actual presidente.

Biden también derogará el veto de entrada a viajeros de países de mayoría musulmana, por entender que estigmatiza a ciertas personas por su religión y origen, generando incluso “xenofobia”.

El nuevo presidente de Estados Unidos aspira, en términos generales, “no solo a revertir los daños más graves de la Administración Trump, sino también a comenzar a mover el país hacia delante”. Su equipo explica que se trata de medidas “directas” que dejan claro no solo la voluntad de Biden de cumplir las promesas con el electorado estadounidense, sino también de permanecer “dentro de su papel constitucional”.

K. Tovar

Fuente: dpa

Los comentarios están cerrados.