Arte Digital: La tendencia que se unió al mundo cripto

En los últimos años se ha apreciado como el mundo de las cripto se ha visto invadido por los tokens no fungibles, usados a modo artístico

En los últimos años se ha visto cómo el arte digital ha generado tanto interés como escepticismo y precisamente esto último se ha dado por el absoluto desconocimiento que hay acerca de esta ya no tan nueva forma de crear nuevos lenguajes y obras artísticas.

Debido a su intrínseca relación con los tokens no fungibles (NFT) y, por extensión, con la blockchain y las criptomonedas, se puede llegar a confundir el verdadero significado de arte digital, que va más allá de los nuevos sistemas de intercambio de activos en el ámbito virtual.

Por eso, conviene determinar primero qué es el arte digital. Este es el creado mediante herramientas digitales, esto es, con un ordenador o con una cámara de fotos digital. De esa manera, se puede considerar arte digital podría una imagen JPG, un vídeo, un GIF o una escultura realizada con tecnología de realidad aumentada (RA).

Cabe destacar que este tipo de arte «no es nuevo ni algo desconocido, sencillamente ha surgido un mercado donde se pueden vender, cosa que antes era muy compleja», reconoce el artista y pionero en criptoarte en España, Javier Arrés.

El artista insiste en que «no todos los NFT son arte, pero sí todo criptoarte es NFT». En este sentido, aclara que lo que en realidad significan esas siglas es que dicho archivo digital ha sido tokenizado, es decir, que se le ha asociado un contrato en una red blockchain.

Al producirse esto, dicho activo se convierte en único, «le da autenticidad y marca ese archivo como el original, que seguramente es lo más importante en el mercado del arte y el coleccionismo», añade Arrés, que asegura que «la conexión entre el mundo cripto y los NFT es menor de lo que la gente cree».

En este sentido, conviene subrayar que el arte digital no es novedoso, sino que ya abundaba antes de la explosión del criptoarte. «Llevábamos muchos años haciéndolo. La brutal diferencia es que, el que lo hacía digital, no podía vender luego esa obra como única. Vendía su uso, pero no la original», asegura Arrés, que destaca que en el concepto de unicidad radica la «verdadera revolución de los NFT».

K. Tovar

Fuente: EuropaPress

Visita nuestro canal de noticias en Google News y síguenos para obtener información precisa, interesante y estar al día con todo. También en Twitter e Instagram puedes conocer diariamente nuestros contenidos

Los comentarios están cerrados.