BitFinance
Fintech & new economy info

Adicción a las tecnologías se puede prevenir

Personas de todas las edades pueden llegar a depender tanto de los dispositivos tecnológicos que su comportamiento se ve alterado

La población mundial actualmente recurre a la tecnología digital para diversos propósitos en su vida diaria. Comunicación, comercio, entretenimiento son áreas claves en las que Internet y dispositivos como celulares, tabletas o computadoras personales son imprescindibles.

Sin embargo, el uso constante de estos aparatos puede llevar a que las personas se vuelvan prácticamente adictas a las tecnologías. Los especialistas en conducta humana llegan a esta conclusión luego de analizar comportamientos negativos como resultado de la falta -en algún momento- de conexión a la red u otra circunstancia que le impida a la persona usar las tecnologías.

Los niños son especialmente vulnerables a la influencia de las tecnologías. Cuando permanecen horas conectados a los videojuegos desarrollan hábitos negativos que los padres deben abordar.

Ante un comportamiento inusual como rechazo a cumplir con los deberes escolares o a salir de casa, apatía, sedentarismo, desórdenes alimenticios, es momento de tomar medidas.

La recomendación principal se orienta a reducir las horas de juego con la computadora u otras plataformas y dar prioridad a compartir con la familia y los amigos en espacios abiertos, hacer deportes, socializar.

Otro aspecto fundamental es variar los contenidos a los que tienen acceso, para que no se concentren en el juego y, por el contrario, se relacionen con páginas de contenido didáctico adecuados a cada edad. En cuanto a la seguridad, existen programas que bloquean contenidos inapropiados para niños y los protegen de la pornografía, el acoso y otros delitos

Los niños pueden aprender a administrar el tiempo en pantalla con la guía de los padres, quienes no están exentos de la adicción a la tecnología. Su ejemplo es crucial para los hijos.

Cambiar los patrones de consumo y recobrar la vida social, le interacción física, el esparcimiento es posible y necesario por la salud de adultos y niños.

M.Pino

Los comentarios están cerrados.