Pence y otros miembros del gabinete estarían negados a la destitución de Trump

El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, se opone a invocar la 25ª enmienda de la Constitución para destituir al presidente Donald Trump, pese a la presión de los demócratas y algunos republicanos, informa el New York Times

Pence no se ha referido en público sobre la idea de apelar a un mecanismo jamás usado en la historia de Estados Unidos, aunque el diario cita a una persona cercana al vicepresidente que confirmó su negativa.

Los pedidos de destitución de Trump se multiplicaron luego de que el miércoles sus seguidores, a los cuales el mandatario había enardecido poco antes, invadieron y cerraron el Congreso cuando se aprestaba a certificar el triunfo electoral del demócrata Joe Biden.

Los demócratas pidieron que se tomara la medida pese a que solamente quedan 13 días de mandato del republicano.

«Esta es una emergencia de la mayor magnitud», dijo la presidenta demócrata de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi.

«Al incitar a la sedición, como él lo hizo el miércoles, debe ser destituido del cargo».

Planteamientos desde el Capitolio han sido dirigidos a Pence

El Times dijo que la postura de Pence es respaldada por varios miembros del gabinete, cuyo apoyo necesita en caso de apelar a la 25ª enmienda.

El diario agregó que esos funcionarios «ven el esfuerzo como algo que se sumará al actual caos en Washington en lugar de detenerlo».

En tanto, los demócratas en la Cámara de Representantes advirtieron que si la enmienda no es invocada, iniciarán entonces otro proceso de juicio político contra el presidente Trump.

G. Febres

Con información de medios internacionales, AFP y otras agencias

Los comentarios están cerrados.