Estafas con bitcoin a través de correos siguen creciendo

La compañía Eset alertó sobre los riesgos que implica este mercado y sobre el crecimiento de las estafas con bitcoin

El creciente interés de los usuarios por el universo de las criptomonedas y el desconocimiento acerca de los riesgos que presenta este mercado ha tenido como resultado el aumento de las estafas en las que se ofrecen programas de inversión en bitcoin por correo electrónico, según ha advertido la compañía de ciberseguridad Eset.

Los delincuentes aprovechan el vacío legal en este negocio y la ignorancia generalizada por parte de los usuarios para proceder a la difusión masiva de correos electrónicos con los que pretenden animar a estas personas a invertir en fondos inexistentes o cobrar pagos falsos.

Estos últimos se caracterizan por incluir un mensaje en el que se le informa al usuario de que su bono de inversión está listo para ser pagado y que, para poder cobrarlo, solo es necesario registrarse y aceptar el pago.

Correos que son un engaño

A pesar de que servicios de correo electrónico como Outlook o Gmail sean capaces de filtrar la mayoría de estos contenidos, otros consiguen colarse en la bandeja de entrada y presentan un aspecto real y legítimo, como denunció Eset en un comunicado.

Este es uno de los formatos más abundantes del sistema fraudulento de envío de correos electrónicos, una táctica más de las muchas que están formalizando los ciberdelincuentes con el objetivo de que las víctimas se creen cuentas en plataformas de compra e intercambio de criptomonedas.

Para hacerlas pasar por campañas legítimas, los hackers incluyen incluso imágenes de famosos y supuestas capturas de portadas y artículos publicados en medios de comunicación sin su consentimiento para aprovecharse de su popularidad y atraer nuevas víctimas.

En este caso, pueden llegar a realizar un montaje de una falsa entrevista en la que una persona con cierta popularidad hable acerca de cómo ha sido su exitosa experiencia en la inversión de bitcoin.

Fuente: dpa

Los comentarios están cerrados.