Ciberdelincuentes usan páginas de empleos para ataques

Los atacantes utilizan todo tipo de páginas de empleos para captar datos importantes de los usuarios y dirigir así sus intentos de estafa

La búsqueda de empleo a través de plataformas como LinkedIn o InfoJobs está cada vez más extendida entre las compañías que, gracias a ellas, pueden alertar sobre una nueva vacante a un mayor número de usuarios, así como agrupar las candidaturas de forma sencilla y ordenada.

Debido a que los usuarios comparten datos personales en estos servicios, como el nombre, el correo electrónico, para qué empresa trabajan o sus imágenes de perfil, los ciberdelincuentes han encontrado en estas plataformas el blanco perfecto para perpetrar sus ataques.

Estos están dirigidos tanto a las empresas que buscan cubrir sus puestos de empleo disponibles, a través de técnicas como el «deepfake», como a los propios trabajadores, que acaban siendo víctimas de phishing por parte de cuentas empresariales presuntamente legítimos.

Uno de los casos más recientes es el del grupo de cibercriminales conocido como Lazarus, atribuido a la principal agencia de inteligencia de Corea del Norte, que utiliza este tipo de redes sociales para generar un primer contacto con sus víctimas.

Su modus operandi a la hora de recopilar datos se ajusta al que llevan a cabo otras agrupaciones de piratas informáticos con el objetivo de engañar a personas que buscan empleo a través de plataformas de búsqueda de trabajo.

En primer lugar, estos ciberdelincuentes realizan un estudio sobre el perfil objetivo para conocer, entre otros factores, sus intereses, los entornos en los que se mueven, sus contactos o la empresa en la que trabajan, entre otros detalles.

A continuación, los atacantes llevan a cabo una aproximación a medida, esto es, personalizan el primer contacto con sus víctimas en función de sus intereses con el objetivo de ganarse su confianza.

Una vez lo han conseguido, aprovechan este contacto con los solicitantes de empleo para enviar ‘malware’ o código dañino a sus víctimas. Estos ataques de phishing pueden incluir archivos o enlaces destinados a hacerse con el control total o parcial de sus dispositivos.

El despliegue de este software malicioso y de herramientas de acceso remoto (RAT) son dos de los métodos más utilizados por los ciberdelincuentes para espiar y monitorear los equipos infectados.

De ese modo, no solo pueden acceder a los datos de sus víctimas, robarlos y compartirlos, sino que también tienen acceso a contraseñas y credenciales para otros servicios, como cuentas bancarias o carteras digitales.

Haga clic en el enlace para suscribirse gratis a nuestro grupo de medios y noticias en Telegram: https://t.me/G_ELSUMARIO_News

Fuente: dpa

Los comentarios están cerrados.