Bebé real británico deberá declarar cuentas al fisco de Estados Unidos

Estados Unidos espera que el bebé del príncipe Enrique y Meghan declare al fisco los regalos y otras riquezas en el país 

El interés de las autoridades fiscales por Archibald Harrison Mountbatten-Windsor, obedece a que el bebé tiene doble nacionalidad: británica por se padre el príncipe Enrique y estadounidense por su madre Meghan, duquesa de Sussex.

La particularidad del asunto es que la nacionalidad estadounidense del bebé está sujeta a condiciones particularmente restrictivas, como cualquier otro ciudadano estadounidense que nace, crece y muere en cualquier lugar del mundo. Archie tendrá que dar cada año prueba de transparencia a las autoridades fiscales.

Es decir, desde su nacimiento los padres deberán declarar las cuentas bancarias que alimenten para garantizar el futuro del bebé. Asimismo, los ingresos que el primogénito de la pareja pudiese llegar a generar; por ejemplo, siguiendo los pasos de su madre en el camino de la actuación.

El fisco estadounidense puede obtener mucha información sobre la riqueza de la pareja real mediante estas declaraciones. La dirección de rentas de Estados Unidos también exige que se declaren los regalos valiosos ofrecidos al bebé por ciudadanos no estadounidenses.

Por su parte, los regalos del baby shower que Meghan Markle recibió en Nueva York no tendrán que ser reportados si fueron hechos por otros estadounidenses.

L.Sáenz

Fuente: Bancaynegocios 

Los comentarios están cerrados.