Toshiba abandonó el mercado de las PC

Esto significa el fin de la fabricación de portátiles y la venta de toda su propiedad restante a la empresa Sharp

La compañía japonesa Toshiba anunció que abandonó de forma definitiva el mercado de los ordenadores personales, lo que significa también el fin de la fabricación de portátiles y la venta de toda su propiedad restante a la empresa Sharp.

En el caso de empresa asiática, decidieron abandonar el mercado hace dos años y eso se materializó con la venta del 80,1 % de su división de ordenadores personales a Sharp, sin embargo, recientemente anunciaron lo última decisión.

El resultado de dicha adquisición por parte de Sharp fue la evolución de los portátiles de Toshiba a la marca Dynabook. Bajo su nuevo nombre lanzaron varios modelos al mercado aun manteniendo el 19,9 % del control.

Sin embargo, entre las condiciones del contrato, Sharp se reservaba el derecho de adquirir el 19,9 % restante tras un periodo determinado. Así se concretó a finales de junio de este año.

El recorrido del fabricante japonés por el mercado de los ordenadores personales comenzó por todo lo alto con la llegada del T1100 en 1985. Este portátil apenas tenía 256 KB de RAM y su pantalla LCD llegaba sólo a 640 x 200 píxeles de resolución. No obstante, fue todo un hito y marcó algunas de las líneas a seguir durante los próximos años en cuanto a PC se refiere.

Fuente: doblellave

Los comentarios están cerrados.