T-Mobile pasa a ser la tercera telecom más grande de EE.UU.

La empresa adquirió este miércoles a Sprint, entrando así en la carrera por ser la mayor de todo el territorio estadounidense

T-Mobile completó la adquisición de Sprint, por lo que se convierte en la tercera gran empresa de telecomunicaciones de Estados Unidos, por detrás de AT&T y Verizon por número de clientes.

La nueva empresa conjunta, que seguirá operando bajo el nombre de T-Mobile, contará entre sus accionistas con Deutsche Telekom, que ostentará el 43% del accionariado, y la japonesa SoftBank, que tendrá en su poder otro 24%. El resto quedará en manos del público y cotizará en Bolsa.

De esta forma, la teleco japonesa recibió una acción de T-Mobile por cada 11 títulos de Sprint, mientras que el resto de accionistas de Sprint recibieron una acción de la nueva empresa por cada 9,75 en su poder.

A partir de este miércoles el consejero delegado de la empresa será Mike Sievert, que ha tomado posesión de su cargo sucediendo a John Legere, que llevaba siendo primer ejecutivo de T-Mobile desde 2012.

La fusión entre T-Mobile y Sprint, hasta ahora tercer y cuarto mayor operadores de telefonía móvil en Estados Unidos, salvó el pasado 11 de febrero el último obstáculo para completarse, después de que el Tribunal Federal del Distrito Sur de Nueva York considerase que la operación no solo no atenta contra la competencia, sino que la estimulará.

K. Tovar

Fuente: dpa

Los comentarios están cerrados.