Rover Perseverance de la NASA aterrizó con éxito en el cráter Jezero de Marte

La misión principal del explorador es buscar rastros de vida pasada que pudo prosperar en el ambiente húmedo que el Planeta Rojo registró hace miles de millones de años

Este jueves 18 de febrero el rover Perseverance de la NASA aterrizó (amartizó) con éxito sobre el cráter Jezero de Marte, según lo previsto. Ahora, se convierte en el quinto vehículo de exploración que la agencia espacial estadounidense coloca en la superficie del Planeta Rojo.

En un comunicado, la NASA confirmó que tras superar con éxito los “siete minutos de terror”, que representaron el “atravesar la delgada atmósfera de Marte y descender en la superficie rocosa del cráter Jezero”, el explorador está listo para descubrir signos de vida en el pasado.

Lanzado el 30 de julio de 2020 y dotado de tecnología de vanguardia, el Perseverance está conformado por 6 ruedas, una medida que está cerca de los 3 metros de largo y un peso de 1.025 kilogramos, y tiene la misión de buscar en Marte señales de vida microbiana pasada y recolectar muestras selectas de rocas y sedimentos para su envío futuro a la Tierra.

Tres minutos antes del aterrizaje, la nave desplegó su paracaídas a velocidad supersónica y 20 segundos más tarde la cápsula de entrada se desprendió del escudo térmico. Esto permitió al rover usar un radar para determinar la distancia al suelo y emplear su tecnología de navegación relativa al terreno para encontrar un lugar de aterrizaje (amartizaje) seguro, como lo explicó la NASA.

Además, solo un minuto antes de tocar la superficie se desprendió la mitad trasera de la cápsula sujeta al paracaídas. En ese momento, la estructura que envuelve al rover activó sus retrocohetes para reducir velocidad y en los últimos metros dejó caer el rover con correas de nylon sujetas a una grúa. Un éxito celebrado por todo el equipo de la Agencia Espacial de los Estados Unidos.

Fuente: elsumario

Los comentarios están cerrados.