BitFinance
Fintech & new economy info

Qué debemos considerar en este momento para tomar decisiones financieras

Juan Carlos Apitz, integrante de Intelinvest, analiza y estima clave priorizar los datos, ser flexible prudentemente e identificar ventajas comparativas. Hay que valorar muy bien la “capacidad de contraataque”

Hace algunas semanas, el presidente Donald Trump aseguró que el número de infectados por COVID-19 estaba llegando a su pico en Estados Unidos. Por algunos días, se anunció la reapertura de los espacios públicos, comercios e instituciones de las administraciones locales y federales. Nada de esto se sostuvo en el tiempo. Mientras Europa se recuperó rápidamente de la paralización, los casos en Estados Unidos se volvieron a incrementar y ahora se retrasa aún más la normalización de la actividad económica en la principal potencia económica del mundo. El gerente de mercados alternativos de Intelinvest, abogado Juan Carlos Apitz, explicó a solicitud para los lectores cuáles son los detalles y consecuencias de esta segunda ola de infecciones, desde la perspectiva económica y de las inversiones.

“Los casos de Covid-19 se han incrementado de forma significativa en 3 de los 4 estados más poblados de Estados Unidos. En tanto New York —el estado con mayor ritmo de infección— se logró controlar la curva de afectados, la situación en California, Arizona, Alabama, o Florida y Carolina del Norte, llega a niveles récord. En especial, los casos en California, Arizona, Texas y Florida, se han quintuplicado en un período de tiempo que no excede de 6 días. Es algo, sin lugar a dudas, inquietante”.

A pesar de la preocupación por el estancamiento de las políticas para combatir la pandemia, los estadounidenses han contado con una respuesta institucional sin precedentes para reactivar la actividad económica y estabilizar los mercados financieros. La Reserva Federal ha manifestado su intención de conservar las tasas de interés casi en cero hasta 2023, lo que mantendrá el costo de endeudamiento de corporaciones y ciudadanos en mínimos históricos. Aunque la liquidez que ha inyectado la Reserva Federal excede los límites de años anteriores, las políticas fiscales han predominado en el paquete de medidas para estabilizar el bolsillo de los estadounidenses, dijo el especialista e integrante de la casa de valores.

“El objetivo ha sido disminuir el desempleo y controlar la inflación, y aunque casi 30 millones de estadounidenses han perdido su trabajo, estos números caen a un ritmo muy acelerado. Por otro lado, se estima que el déficit federal alcanzará más del 120% del PIB de Estados Unidos en 2030. En suma, las instituciones americanas han convencido que están dispuestas a hacer lo que sea por estabilizar los mercados financieros”.

Algunas de las transformaciones que han ocurrido durante la pandemia en el mundo desarrollado llegaron para quedarse. Esto tiene efecto en el resto del planeta. La economía digital ha crecido en 3 meses lo que se había tardado años en avanzar, pues la demanda por soluciones tecnológicas ha presionado a la industria a invertir los mejores recursos en brindar esta clase de medios o recursos. La industria médica, por su parte, ha sido el centro del debate del sistema de salud en Estados Unidos, pues la saturación de los espacios, la importación de insumos y las condiciones del personal médico han puesto a prueba a cientos de miles de ciudadanos, empresas proveedoras y mercados; las aseguradoras han colapsado de trabajo, y por ende, también se han transformando a un ritmo acelerado, al igual que las compañías biotecnológicas. Esto plantea un nuevo y distinto panorama al de hace unos pocos meses.

Tres elementos nos pueden ayudar a decidir bien

No es menos relevante el marco político en el que se ha propagado la pandemia. En noviembre se realizarán elecciones presidenciales en Estados Unidos, y el Partido Demócrata está listo para enfrentar a Donald Trump en las urnas. Su candidato, el exvicepresidente Joe Biden, ha permanecido distante de los medios, pues a su parecer, los errores de Trump lo benefician. Aunque la pandemia ha determinado las condiciones de esta elección, la movilización social en contra del racismo y el abuso policial ha puesto sobre el tapete la crisis estructural de desigualdad que tanto se ha debatido en Estados Unidos. Trump, quien se ha beneficiado del discurso identitario contra la migración ilegal y en favor de políticas proteccionistas, parece encontrarse en una encrucijada frente a la narrativa antirracista del movimiento “Black Lives Matter”, el cual podría significar un revés sustancial en el impacto mediático del presidente estadounidense.

Juan Carlos Apitz Ardizzone, uno de los voceros de Intelinvest, Casa de Valores, puntualizó: A la par que los medios (de comunicación) han dispuesto sus recursos para informar y enfocarse sobre el desarrollo de la pandemia global, los inversionistas deben considerar fundamentalmente tres elementos para tomar decisiones financieras en estos momentos.

¿Cuáles son las claves? “En primer lugar, es esencial priorizar los datos sobre cualquier otra métrica; sin apoyo de buenos datos y el análisis profesional que deviene de éstos, cualquier narrativa podría resultar en inversiones poco meditadas o insostenibles en el mediano y largo plazo. En segundo lugar, los inversionistas deben estar preparados para cambiar sus expectativas, pues las condiciones son cambiantes y la flexibilidad en los juicios es fundamental para adaptarnos a los nuevos tiempos. Por último, las inversiones realizadas en condiciones de incertidumbre deben responder a ventajas identificables en sectores donde los inversionistas tengan –valga remarcarlo– una ventaja comparativa y puedan encontrar potencial de largo plazo”.

Si centramos la atención en los nombres, mercados y gerentes con mayor capacidad de contraataque, estaremos poniendo atención a los líderes (del mercado) del futuro

Tomado de entrevista realizada por El Sumario

Los comentarios están cerrados.