Políticas fiscales para criptomonedas en el mundo

En algunas naciones el pago de impuestos puede ser del 55%, mientras que en otras es de 0%. Así son las políticas tributarias por las transacciones con divisas digitales

El boom de las criptomonedas llega a prácticamente todos los rincones del planeta. Y así como aumentan las transacciones también lo hace la incertidumbre respecto al pago de impuestos por dichas operaciones.

Los países con un mercado cripto más sólido suelen orientar su marco regulatorio en materia fiscal hacia la fijación de aranceles altos para la compra, venta y envío de remesas en bitcoin, además de las tasas que aplican a las personas naturales y jurídicas por la tenencia de activos digitales, pago de servicios, ingreso de capital, entre otros.

Los impuestos criptográficos varían de un país a otro. Entre las naciones con los más altos tributos se encuentra Japón, donde los usuarios deben pagar alrededor del 55% debido a la normativa legal existente. Esto lo ubica en el tope de la lista de países con impuestos cripto más altos.

A Japón le sigue Bélgica, con una tasa fiscal para criptomonedas del 33% sobre las ganancias en esta divisa y que el país incluye en la sección “ingresos varios” en la planilla de impuestos. En el caso del comercio electrónico, los ingresos en criptmonedas son considerados como profesionales y son gravados como tales, con un estándar que va de 25% a 50% (+ impuesto comunal).

Por su parte Corea del Sur aplica una tasa del 20% sobre las ganancias en divisas criptográficas por encima de los 2,5 millones de wones (USD $ 2.000) anuales.

Impuesto de 0% para divisas digitales

En oposición a tan altas tasas fiscales existe otro escenario, más bien complaciente, donde el pago de impuestos es de 0% por la compra, venta o tenencia de criptomonedas. Un ejemplo es Portugal, con las “regulaciones y políticas fiscales más amigables para los inversores de bitcoin y otras criptomonedas”. Se entiende que los clientes están exentos del pago de impuestos sobre las ganancias de capital o el IVA por el trading en cripto.

Junto al país europeo se erige Singapur, “líder mundial en impuestos a los cripto activos. Las personas naturales y las empresas que poseen criptomonedas con fines de inversión a largo plazo no pagan impuestos en Singapur, simplemente porque el impuesto sobre las ganancias de capital no existe”. No obstante, es distinto el caso de las empresas con sede en la nación asiática que se dediquen a la compra y venta de monedas virtuales como actividad principal, las cuales sí tienen la obligación fiscal de pagar impuestos sobre las ganancias.

Otra nación con un sistema fiscal favorable al comercio con criptomonedas es Alemania. Aunque las autoridades del gobierno no consideran al bitcoin como una moneda, las transacciones en este activo no deben pagar IVA. Asimismo, están exentas las ventas privadas que no superen los 600 euros (USD $ 654).

Otros países con políticas fiscales atractivas en materia de criptos son Bielorrusia, Malta y Malasia, donde se favorecen actividades como la minería, compra y venta de activos digitales.

M.Pino

Fuente: diariobitcoin

Los comentarios están cerrados.