Luego de ciberataque masivo: OTAN no tiene pruebas de que ninguna red haya quedado comprometida

Intereses estadounidenseses fueron atacados en distintos lugares para robar secretos de múltiples agencias de su gobierno, incluyendo el Pentágono y laboratorios nucleares, así como los departamentos del Tesoro, de Estado, de Comercio y de Seguridad Nacional

El presidente de EE.UU., Donald Trump, restó importancia el sábado 19 de diciembre a un ciberataque masivo contra múltiples agencias de su gobierno y apuntó a China como posible autor, lo que contradice al secretario de Estado, Mike Pompeo, quien solo horas antes había responsabilizado a Rusia.

La OTAN está analizando sus sistemas informáticos tras este ciberataque masivo cuyo objetivo era robar los secretos de múltiples agencias gubernamentales estadounidenses, incluidos el Pentágono y laboratorios nucleares, pero por el momento no ha detectado pruebas de que la Alianza se haya visto afectada.

«En este momento, no se han encontrado pruebas de que ninguna red de la OTAN haya quedado comprometida. Nuestros expertos siguen analizando la situación, con vistas a identificar y mitigar cualquier riesgo potencial para nuestras redes», indicaron a Efe fuentes aliadas.

La agencia de ciberseguridad de Estados Unidos estimó y adelantó en un análisis divulgado que. los responsables del ataque espiaron durante meses a los clientes en todo el mundo de un producto de la empresa tecnológica estadounidense SolarWinds.

El ciberataque, que comenzó supuestamente en marzo, utilizó actualizaciones de ese software para entrar en los sistemas de múltiples agencias del gobierno estadounidense, incluidos los departamentos del Tesoro, de Estado, de Comercio y de Seguridad Nacional.

Desde la Alianza reconocieron que «una amplia gama de gobiernos y organizaciones, incluidas algunas entidades de la OTAN», utilizan el «software» de SolarWinds, ante lo cual está atenta y en guardia.

G. Febres

Fuente: medios internacionales y agencia de noticias EFE

Los comentarios están cerrados.