La capacitación es clave para aumentar la rentabilidad

Carmen Salvador, CEO de Fintech 4.0, expone la importancia de la formación para la generación de recursos en la nueva economía digital. Plantea la conveniencia de desempeñarse seria y profesionalmente como trader

La sociedad de hoy está constantemente ligada a la evolución del mundo tecnológico, por lo que varios aspectos de nuestra vida diaria han cambiado con el pasar de los años, y es gracias a la digitalización. La forma como compartimos la información y sacamos provecho de ella ha llegado a niveles que creíamos imposibles en el siglo pasado.

La educación, el entretenimiento e, incluso, el mundo financiero, se han tenido que reinventar para estar a la par de los avances tecnológicos. “Hoy en día hablamos de economía digital y del concepto llamado Fintech que reúne dos mundos fascinantes: las finanzas y la tecnología. Esa fusión facilita actividades como el trading desde cualquier lugar del mundo. Así lo subrayó Carmen Salvador, CEO de Fintech 4.0 en Venezuela.

Salvador detalla que el trading es considerado por muchos un arte, una actividad o una profesión que consiste en especular (comprar y vender instrumentos financieros) dentro de los mercados bursátiles con el propósito de obtener alguna rentabilidad.

Operaciones en un solo “clic”

Antes de la era digital se conocía como una actividad ejecutada únicamente por personas ligadas a las principales bolsas de valores del mundo. Ciertamente, hace años ser un trader era completamente diferente. Las negociaciones se hacían a través del teléfono, llamando a los corredores para lograr ejecutar las operaciones. Era un proceso bastante lento. Pero en la actualidad, desde un computador, un teléfono inteligente y conexión a Internet, puedes acceder a la plataforma de tu preferencia y comenzar a operar en cuestión de segundos.

Carmen Salvador, CEO Fintech 4.0, insiste en las facilidades del trading en la economía digital

El trading, por ser una profesión seria que busca “hacer dinero a partir del dinero”, requiere una correcta preparación de las personas. Y, como señala Salvador, a pesar de que no existe una fórmula mágica para convertirse en un buen trader, con disciplina, constancia, disposición, buena educación  y gestión de las emociones, cualquier persona puede lograrlo. No hay limitación de sexo, edad ni profesión previa. Sin lugar a dudas, “lo más importante es que nuestra formación sea completa, así tendremos las mejores herramientas y recursos para aplicarlos en nuestra actividad”, declara Salvador.

Otro beneficio de esta profesión es que, a diferencia de otros “trabajos desde casa” que suelen requerir que les dediques muchas horas, en el trading eres el dueño absoluto de tu tiempo, no tienes jefes, ni empleados, ni horarios impuestos.

Se trata de un ejercicio sumamente metodológico, en el que a través de una estrategia podrás obtener beneficios económicos según tu rendimiento. Requiere de muchísima paciencia, especialmente en el transcurso de tu formación como trader, pero rendirá muchos frutos cuando te sientas preparado para operar en los mercados.

Carmen Salvador, CEO de Fintech 4.0, enfatiza que gracias a la economía digital, “el mundo del trading se encuentra en su mejor momento porque cualquier lugar es tu centro de operaciones y esta actividad, con la debida formación, te permite generar ingresos en esta nueva era”.

M.Pino

Los comentarios están cerrados.