Johnson & Johnson asume multa de 117 millones de dólares

La farmacéutica estaría comercializando una malla implantada en la vagina para supuestamente sostener los órganos pélvicos

Johnson & Johnson acordó con fiscales de 41 entidades de Estados Unidos la cancelación de una multa valorada en 117 millones de dólares, luego de que la farmacéutica comercializara una malla implantada quirúrgicamente en la vagina que supuestamente estaría aprobada por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) y que tendría como fin sostener los órganos pélvicos de las mujeres con afecciones de la vejiga.

Según la fiscal general del estado de Nueva York, Letitia James, la multa además de ser pagada por Johnson & Johnson será subsidiada por Ethicon, según la fiscal el motivo fue “poner en peligro la salud de las mujeres en todo el estado de Nueva York y el resto de la nación…. Johnson & Johnson y sus subsidiarias deberían haber informado a todas las mujeres que usaron este dispositivo sobre las posibles complicaciones, pero eligieron las ganancias antes que la seguridad.”

Durante las investigaciones de los fiscales del caso, las compañías tergiversaron o no revelaron adecuadamente los posibles efectos secundarios de los productos, entre los que destacaron “el riesgo de dolor crónico e inflamación, erosión de la malla a través de la vagina, incontinencia que se desarrolla después de la cirugía, relaciones sexuales dolorosas y cicatrices vaginales”.

En el comunicado se apunta que las compañías estaban conscientes de las complicaciones médicas graves a las que podían ser sometidas las pacientes y a pesar de esto “no emitieron advertencias suficientes a los consumidores o cirujanos que implantaron los dispositivos”.

Además se exige a la empresa Johnson & Johnson la divulgación completa de los riesgos del dispositivo y que retire del producto la publicidad engañosa como que la malla fue aprobada por la Administración de Alimentos y Medicamentos.

K.Villarroel

Fuente: bancaynegocios

Los comentarios están cerrados.