FMI y el Banco Mundial enfrentan retos inéditos

El Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional deben continuar con su reinvención para superar las nuevas crisis y adaptarse a fenómenos como la adopción de las criptomonedas

Después de 75 años de su fundación, las dos instituciones financieras nacieron durante la Segunda Guerra Mundial -el 22 de julio de 1944- por iniciativa de 44 países para evitar una nueva crisis como la de 1929.

En la actualidad, ambas organizaciones enfrentan críticas por haber fallado a la hora de prevenir crisis y por empeorar las situaciones de los pueblos que tenían que haber ayudado.

Pese a que pueda pensarse que estas críticas no son del todo ciertas, tanto el FMI como el Banco Mundial han intentado forjarse una nueva imagen en los últimos años, haciendo énfasis en que cuando se implementen sus programas los más vulnerables estarán protegidos.

Sin lugar a dudas, va a ser necesario algo más que una mejor estrategia de comunicación en un momento en que crece el rechazo a la globalización y la transformación tecnológica.

Ambas organizaciones enfrentan también el desafío de ayudar a África en una transición que requiere una inversión en infraestructura y una creación de empleo para hacer frente al crecimiento de población en la región.

El Fondo Monetario Internacional tiene como propósito garantizar la estabilidad financiera global, mientras que el Banco Mundial trabaja para la reconstrucción y el desarrollo; misión a la que con el tiempo se sumó la reducción de la pobreza.

L.Sáenz

Fuente: Banca & Negocios 

Los comentarios están cerrados.