Deutsche Bank espera reacción del BCE ante la inflación

Christian Sewing, presidente del Deutsche Bank y de la Asociación de Bancos Alemanes, espera una pronta reacción del BCE ante el nuevo aumento de la inflación

El presidente del Deutsche Bank y de la Asociación de Bancos Alemanes (BdB), Christian Sewing, afirmó que espera una pronta reacción del Banco Central Europeo (BCE) ante el nuevo aumento de la inflación.

«En medio de todas las incertidumbres, hay mucho que decir a favor de poner fin pronto a la compra neta de bonos y dar una primera señal en el tipo de interés», declaró Sewing en una videoconferencia en su función al frente de la BdB.

Es «una señal que se necesita ahora con urgencia«, subrayó el presidente de la entidad que agrupa a los bancos de Alemania. Sewing dijo que cuanto antes adopte el BCE las contramedidas, mejor será para el desarrollo de la economía alemana y europea.

El principal objetivo del BCE es mantener los precios estables a mediano plazo en la eurozona en el marco de una tasa de inflación del dos por ciento. La inflación en los 19 países que integran la eurozona trepó en marzo de 2022 al nivel récord de 7,5 por ciento anual.

También en Alemania, la economía más grande de Europa, el fuerte aumento de los precios de la energía hizo que la tasa de inflación anual superara la marca del siete por ciento en marzo para alcanzar un 7,3 por ciento, el nivel más alto registrado desde la reunificación alemana en 1990.

Altas tasas de interés contra la inflación

«Las tasas de inflación altas a largo plazo son un veneno para la estabilidad de nuestra economía. Y esto no solo porque las altas tasas de la depreciación monetaria inquieten por igual a empresas y consumidores», dijo Sewing.

«También se trata de que la política de dinero barato ha ido acompañada de efectos redistributivos perjudiciales durante años», señaló el presidente de la BdB.

Sewing afirmó que las personas con menores ingresos son las más perjudicadas. Las tasas de inflación más altas reducen el poder adquisitivo de los consumidores porque entonces pueden conseguir menos por un euro.

El ejecutivo bancario declaró que cada mes crece el peligro de que la inflación se estabilice en un nivel alto. «Por eso solo puedo alertar que continuamos con la política de dinero barato y que entonces se intensifican estos efectos de redistribución con todas sus consecuencias sociales», advirtió.

El Banco Central Europeo mantiene los tipos de interés en niveles extremadamente bajos desde hace años. El tipo de interés clave en la eurozona está en un mínimo histórico del cero por ciento. En la actualidad, los bancos comerciales tienen que pagar un 0,5 por ciento de interés cuando depositan dinero en el Banco Central. El Consejo de Gobierno del BCE celebrará su próxima reunión de política monetaria el 14 de abril.

Fuente: dpa

Los comentarios están cerrados.