Con organización se hace viable el emprendimiento exitoso y sustentable

Carlos Quintana, desde Consultores Avante, enfatiza que el plan es la guía para la acción de quienes están comprometidos a emprender

La buena organización y el contar con un plan eficiente no son asuntos ajenos a la innovación ni a la sostenibilidad en entornos de equilibrio inestable. Algunos autores han definido a la inteligencia como la capacidad de adaptarse a los cambios, dado que la vida misma es esencialmente cambiante.

En esta segunda entrega de la conversación y entrevista realizada -en equipo, junto a elsumario.com– con Carlos Quintana, socio fundador de Consultores Avante, firma consultora en procesos de planificación y transformación organizativa así como fortalecimiento de competencias dirigentes, el experto describió el valor de la organización, el plan de acción y, por supuesto, la ejecución como elementos determinantes de todo emprendimiento exitoso.

La organización

Quizás al principio de forma rudimentaria, la necesidad de organización surge paralelamente a la formulación del propósito, que define el qué del futuro emprendimiento, para ensayar las respuestas al cómo se va a hacer, explica.

“En los primeros pasos, la organización podría estar limitada a los acuerdos  que deben hacer las personas para perseguir el propósito sin interferirse unos a otros pero, en la medida en que vaya avanzando la realización de acciones, irán apareciendo nuevas necesidades que demandarán nuevas formas de organización”.

“Haciendo metáfora biológica, si el propósito es la sangre, la organización es el sistema circulatorio del emprendimiento”

El plan

Quintana recuerda que, cuando se sabe lo que se quiere y cómo echarlo adelante, tiene sentido pensar en la forma más eficiente de realizar las tareas necesarias. El plan es la guía para la acción de quienes están comprometidos con un determinado emprendimiento.

No solo identifica quién es responsable de qué, sino que ubica la ejecución dentro de una línea de tiempo y hace posible que todos dispongan de una herramienta de  seguimiento y evaluación de su gestión, en función de los objetivos trazados, describió.

La ejecución

Según el socio fundador de Avante, paradójicamente lo que cierra esta conversación y entrevista es, en realidad, el comienzo concreto de la actividad emprendedora. “Es el punto donde comienza a materializarse la idea original, la que nos llevó a trabajar para llevar adelante nuestro sueño”.

Ejecutar es ir a la implementación de lo acordado en el plan de acción, poniendo empeño y disciplina para obtener los resultados esperados en cada etapa y verificar si nos estamos moviendo hacia donde dijimos que queríamos ir, haciendo lo que dijimos que haríamos, concluye Carlos Quintana (@CQideas).

“Si pudiésemos ver la acción emprendedora como un ciclo con origen en la aparición de una idea que, pasando por varias etapas se decanta hasta hacerse ejecutable, de acuerdo con un plan, estaríamos frente a una forma espiral en la que esa idea primigenia, al irse ejecutando irá haciendo aflorar nuevas formas que enriquecerán el proceso generando, ojalá, mejoras e innovaciones para beneficio de la sociedad. A eso lo llamaremos retroalimentación”.

Con información de El Sumario

Los comentarios están cerrados.