Chile busca reactivar su economía con inyección de liquidez

El Ejecutivo del país sudamericano elevó a 3.000 millones de dólares el mecanismo de financiamiento lanzado en junio con su Agenda de Aceleración Económica

Chile tiene una de las economías más fuertes de América Latina. Sin embargo, no escapa a la inestabilidad financiera, social y política global. Con el fin de enfrentar estos retos el Ejecutivo de Sebastián Piñera anunció que elevará a 3.000 millones de dólares la inyección de liquidez a través de su Agenda de Aceleración Económica lanzada en junio pasado.

El gobierno chileno busca reactivar su economía y hacer frente a los efectos de la guerra comercial entre China y Estados Unidos a través de un nuevo paquete de medidas enfocado principalmente en la inyección de liquidez, con gastos fiscales por 571 millones de dólares hasta 2020.

La Agenda de Aceleración Económica, anunciada en el mes de junio, consiste en “un plan de reactivación” lanzado por Piñera, que prevé un total de “200 obras en mejora de aeropuertos, carreteras y puertos, subsidios de vivienda, compra de equipamiento médico, inversiones en agua potable rural y fomento a la innovación y al emprendimiento”.

Felipe Larraín, ministro de Hacienda, subrayó durante la presentación del plan este lunes, que Chile no escapa a la compleja situación económica mundial y agregó: “Esto va a mejorar la capacidad productiva futura, no solo la actividad actual”.

El economista anticipó que para lo que queda de 2019 el país tendrá un crecimiento de entre un 3,5% y 3%, a pesar de que las estimaciones de la Cepal indican que será de 2,8%.

La implementación urgente de la tercera etapa Agenda fue aprobada por el  presidente Piñera, no solo como una forma de proteger la economía chilena de los embates de la guerra comercial, “sino para generar condiciones que permitan a Chile recuperar un ritmo de crecimiento económico alto y sostenido“.

Para lograr su propósito, Larrain indicó que cuentan con un esfuerzo conjunto de los ministros de Economía, Obras Públicas, Agricultura, Vivienda, Desarrollo Social y Salud, con recursos de reasignaciones y espacios de ahorro que ha generado el Fisco en los últimos dos años.

M.Pino

Fuente: El País

Los comentarios están cerrados.